Que es la salvación según la biblia

SALVACION es una palabra bíblica. “Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo” (Romanos 10:13). Lo siguiente le ayudará a entender mejor el significado de esta decisión.

Salvación: Una persona que se está ahogando grita: “sálvenme”. Una persona que está en un edificio que se está quemando grita: “sálvenme”. ¿Por qué necesito ser salvo? Porque todos somos pecadores. “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la Gloria de Dios” (Romanos 3:23). Necesitamos a un Salvador. Así que cuando usted pidió que Jesucristo viniera a su vida, él le salvó del Infierno eterno.

Seguridad: ¿Cómo sé que soy salvo? La salvación no se basa en un sentimiento, aunque usted puede experimentar alegría cuando sus pecados fueron perdonados y pasó a ser hijo de Dios. Su seguridad se basa en la Biblia, el libro de las promesas de Dios. Los sentimientos pueden cambiar, pero Su Palabra permanece para siempre. Cuándo usted fue salvo, Dios tocó la puerta de su corazón. Usted abrió su corazón y lo invitó a entrar. El vino a morar en forma del Espíritu Santo y estará con usted hasta que vaya al cielo. Lea 1ª. Juan 5:11-13.

Victoria                La victoria no significa que usted nunca pecará de nuevo. Sin embargo, si usted peca, Dios tiene una provisión para que usted obtenga perdón. Cuando peca usted no pierde su salvación, pero usted puede perder su comunión con Dios. Por ejemplo; cuando usted hizo algo malo cuando era niño, no dejó de ser hijo de su padre; sin embargo, usted perdió su relación con su padre hasta que usted confesó su falta. Cuándo usted confesó, su relación se restauró. “Si confesamos nuestros pecados, El (Dios) es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).

Edificar “Edificar” Es una palabra que significa reforzar y construir. Cuando usted lee diariamente la Biblia y memoriza los versículos, usted crece espiritualmente. La Biblia es el alimento espiritual para el alma, como la comida lo es para el cuerpo. Jesús dijo, “…Yo soy el pan de vida, él que a mi viene, nunca tendrá hambre…” (Juan 6:35)

Dirección: Cuándo usted recibió a Cristo como su salvador, el Espíritu Santo vino a morar en usted. Es la tercera persona de la Trinidad. Es como esa “vocecita” en su conciencia que le hace sentir pena y dolor por su pecado. Cuando usted peca o hace algo malo, la Biblia dice que el espíritu es “contristado” y le convence de pecado, pero cuando todo está correcto, trae paz. El es también su maestro, para guiarle a toda verdad y ayudarle a entender la Biblia. Aquí están algunos versículos para ayudarle: Salmos 23:2, 31:3 y 139:7-10.

 

Busque una buena iglesia donde se enseñe la Biblia y se predique la salvación.     BBN. Imagen: Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *