Lo que Contaminan el Matrimonio ¿Se puede mejorar la relación?

A medida que estas fuerzas invaden un matrimonio, la atención de la pareja se desvía de lo positivo a lo negativo.   En realidad, estas fuerzas destructivas contaminan la relación de pareja, erosionando gradualmente los sentimientos de amor, hasta que el matrimonio es vencido por la negatividad. Cuando vemos estas fuerzas negativas en el matrimonio, es fácil predecir un fracaso en el matrimonio.

La Crítica es la más peligrosa.  Su respuesta negativa abre la puerta a las otras fuerzas destructivas. Recuerda, mientras más cerca se encuentre la persona que critica, como un cónyuge, más duele.   Otra forma de crítica se llama invalidación y también causa daño en la pareja. Cuando existe invalidación en el matrimonio,  destruye el efecto de la validación o la amistad en el matrimonio. La crítica suele ser destructiva.

El desprecio –  es la intención de insultar o abusar psicológicamente a la pareja. El desprecio sucede   cuando la crítica se entra en el matrimonio. Es como usar un mortero en la batalla para lanzar proyectiles en las líneas enemigas, pero en el matrimonio, estás lanzando insultos, no a los enemigos, sino a la persona que prometiste amar.   Después que el desprecio entra en el matrimonio, es difícil recordar las cualidades o actos positivos del cónyuge.

La actitud defensiva – esto es una respuesta protectora natural a los ataques procedentes del exterior.   Uno de los efectos más nocivos de comportamiento defensivo es su efecto en la intimidad emocional. A mayor grado de la actitud defensiva entre una pareja, menor será la intimidad emocional en la relación. A pesar de que el ataque de su cónyuge puede ser exagerado, irracional e injusto, la respuesta   defensiva sólo contribuirá a que la pared que se ha construido sea más impenetrable.

Evadir – es la peor etapa de fuerzas destructivas en el matrimonio. En esta etapa, ambos cónyuges más probable es que se sienten que están hablando con la pared de ladrillo de su cónyuge ha construido con el fin de defenderse. La evasión generalmente suscita poca o ninguna respuesta. El sonido más fuerte es el silencio, y el mensaje que transmite es la distancia, la desaprobación y la falta de amor. Es método utilizado más por los maridos.

Puntos a tomar en cuenta para manejar las fuerzas que afectan el matrimonio

Darse cuenta de que no toda crítica es mala,   no asuma automáticamente que todas las críticas negativas no es válida.

Evaluar la validez de las críticas. Hay que preguntarse, ¿Qué puedo aprender de esta experiencia? ¿Hay algo de verdad en lo que estoy escuchando a la que tengo que responder? Hacer preguntas como éstas pasara de una posición defensiva a respuestas validas.

Aclarar la raíz del problema: Es importante entender las críticas desde el punto de vista de la otra persona. Haga preguntas específicas hasta encontrar la raíz del conflicto. Por difícil que sea, no se defienda, o esté en desacuerdo. De gracias a su cónyuge, incluso cuando no piensa como su cónyuge.

Responder positivamente y con seguridad, una vez que la raíz del problema se ha expuesto, con seguridad explicar su conducta, en lugar de defenderse como una forma de ataque. Las personas que critican a los demás esperan a sus víctimas a actuar a la defensiva.

Esté de acuerdo con la crítica

No importa qué tan hostil o destructiva sea la crítica, esté de acuerdo con ella en cierta medida. Al hacerlo, le está comunicando a su cónyuge que él o ella han sido escuchados y que no está a la defensiva.  Cuando usted permite que la crítica se dé sin obstáculos, usted descubrirá que usted escucha de una manera nueva. Usted escucha  lo que se dijo y responder a ella de forma positiva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *