El magnate insiste en defender a Estados Unidos de una. “invasión” de migrantes centroamericanos.

Washington, Estados Unidos. El presidente estadounidense, Donald Trump retom6 sus ataques contra la caravana de migrantes centroamericanos que se dirige a EEUU, reiterando que se trata de una invasión.
“Yo considero que la caravana de inmigrantes es una invasión. Quiero que vengan inmigrantes, pero que lo hagan de una manera legar, afirm6 el mandatario durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.
“Quiero seguridad en mi país. Quizá ustedes no lo vean tan importante, pero yo sí”, contestó a los periodistas.
“Necesitamos el dinero para construir el muro, el muro completo, no partes de el”, afirmó, al ser preguntado por el obstáculo que supone que los demócratas dominen ahora una de las dos cámaras del Congreso y puedan bloquear sus iniciativas.
Hasta ahora, los demócratas han criticado y tratado de frenar el plan de Trump de ampliar y reforzar el muro en la frontera sur de EEUU una de sus principales y más controvertidas promesas electorales de 201.6 y como parte de su discurso de mono dura contra la inmigración.

“Los demócratas saben que necesitamos el muro, y vamos a tener que esperar a ver qué es lo que ocurre”, añadió.
Trump había prometido en un primer momento que fuese México quien se hiciese cargo de la factura, algo rechazado de plano por 1. autoridades del vecino del sur.

El Ultimo presupuesto, correspondiente al arios fiscal 2018 que concluy6 en septiembre y aprobado en el Congreso con el respaldo de los lideres demócratas, incluye una partida de 1.600 millones de dólares para iniciar la construcción del muro en la frontera sur con México.
La cifra está lejos de los 25,000 millones solicitados en un primer momento por el mandatario.

Dicha partida establece, además, restricciones sobre la cantidad de kilómetros de muro que pueden construirse o donde pueden ubicarse, determinado por ejemplo quo, de los 1,600 millones de dólares, 251 millones deben emplearse en renovar la doble verja que ya existe entre San Diego (California, EEUU) y Tijuana (México).
La frontera entre EEUU y México tiene más de 3,200 kilómetros y, de ellos, ya hay vallados cerca de 1,000 kilómetros.

Fuente: LaPrensahn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *