Éxito Financiero


En este mundo estamos viviendo un tiempo en donde las fianzas de alguna manera y muchas veces son golpeadas y eso trae consecuencias, muchos problemas familiares, personales, empresariales, corporativos, y otras consecuencias.

Es entonces oportuno dejarle algunos consejos para practicarlos en el diario vivir para tener el éxito financiero:
Tenga un destino específico para sus recursos. Es decir, evite desviar el presupuesto, no use con otros fines el dinero que ya está destinado para algo específico de mayor importancia. Sea honesto, no comprometa sus principios, sepa que tiene responsabilidades en su casa, con sus hijos, fuera de su casa, en la empresa, donde quiera que sea, hay que tener un fi específico con el dinero en base a
prioridades bien establecidas. Tenga un presupuesto. Yo le llamo a eso un “por supuesto”, ¿por qué?, pues por supuesto que hay que pagar la luz, el agua, el teléfono… en pocas palabras, como buen hondureño, hasta donde llega la sábana hasta ahí usted se estira.
¿Por qué?, porque la gente a veces se dispara en tiempo de Navidad, en épocas como ahora como el ingreso extra de junio y después queda como el chinito, “solo Inflando”. Es tiempo de decretar
cambios profundos y trascendentales, sobre todo a la gente que toma mucho, después solo queda pagando las consecuencias de su error. Necesitamos tener claramente un presupuesto para saber hasta qué nivel podemos llegar. Le estoy dando un principio
de éxito financiero porque bíblicamente Dios dice que “el alma que es prosperada prospera en todas las cosas”, si su corazón es puro, si su corazón es limpio. Viva una vida pura, sana y limpia, perdone y no bregue con nada en su corazón porque al que tiene un corazón puro y limpio, Dios lo prospera. No guarde rencor, no guarde envidia, no guarde nada de eso que lo ensucia y lo carga y tendrá éxito financiero.
No malgaste. No gaste más dinero del que ingresa, no gaste en cosas innecesarias, tenga previsión y destine una parte de sus ingresos corrientes para sus ahorros. Pague sus deudas. Quien paga lo que debe sabe lo que tiene, tome nota de que es difícil tener credibilidad si no cumplimos con nuestras obligaciones financieras, el no pagar daña la imagen y nuestro récord crediticio, necesitamos pagar las
deudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *