SABIDURIA PARA FINANZAS


“Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros. Habéis acumulado tesoros para los días postreros” Santiago 5:3

¡Dios no se opone a la riqueza! Muchos de los gigantes de la Fe en la Biblia eran ricos en finanzas. Pero Dios se opone al mal uso y abuso de la riqueza. La Biblia no dice que “el dinero es la raíz de todo mal”. El dice: “El amor al dinero es la raíz de todo mal” (1 Timoteo 6.10).

La palabra nos da una advertencia saludable para asegurarnos de que, sin importar cuánto dinero tengamos, lo usemos sabiamente. Santiago menciona cuatro abusos comunes de la riqueza.

Acumulación de Riquezas: Dios dice que el dinero no debe de almacenarse y acumularse simplemente por el hecho de tenerlo. No está hablando de ahorros. Dios nos anima a ahorrar dinero. Pero se está refiriendo a obtener más y más simplemente para decir “tengo mucho”. En Lucas 12 Jesus dijo a los que acumulan “Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?”.

Apropiación de Riquezas: Dios no solo se preocupa por lo que tenemos sino también por cómo lo obtuvimos. Hay muchas maneras diferentes de ganar dinero deshonesto. Una forma es simplemente no pagar tus deudas o los impuestos. En Habacuc 2.9 dice “Ay del que codicia injusta ganancia para su casa” porque no le ira bien.

Asignación de Riquezas: La forma en que gastamos nuestro dinero es muy importante en la Biblia. Santiago 5.5 dice que hay un problema con vivir con lujos y satisfacer todos los deseos. Cuanto más dinero haga, más fácil será desperdiciarlo. Tendemos a decir cosas como “Me lo merezco. Me lo puedo permitir”. El hecho de que pueda pagar algo no significa que deba adquirirlo.

Aplicación de Riquezas: Cuando tienes dinero, tienes influencia, autoridad y poder. En 1 Timoteo 6.17 dice “A los ricos de este siglo manda que no sean altivos.” He ahí el peligro de como manipulo las riquezas que Dios ha confiado en mis manos. Tu riqueza debe servir para el Reino de Dios, sin manipular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *